Una paiportina de nacimiento y de sentimiento

Categories: actualidad
Una Paiportina

Elena Martinez, una paiportina de nacimiento y de sentimiento

¿Y  TU?    ¿ DE  DONDE ERES?

Un día, hace ya mucho tiempo, una mujer me pregunto:

Oye, bonica, tú eres filla del poble?  Filla del  poble? Le volví a  preguntar yo. La mujer me explico, que si mis padres habían nacido en Paiporta,  y yo también, entonces era Filla del Poble.

Pero había una cosa, que yo tenía muy clara, y que le dije a esa mujer:

Que yo era de Paiporta, porque había nacido aquí, pero que además me sentía muy paiportina, y siempre la llevaba en mi corazón. Mis padres no eran de aquí, pero Vivian en Paiporta, desde los dieciocho años.

Entonces tenía catorce años.

Cuando yo nací, en la C/ Padre Jorge Maria, en 1970,  había todavía muy pocas fincas. Casi todo eran casas, sobre todo en el caso antiguo, es decir, plaza Cervantes, C/ San Jose, 1º de Mayo…

Toda mi niñez, transcurrió en esta calle, en este barrio, C/ Ausias March, Doctor Fleming…  ¡¡¡Cuantos recuerdos!!!!.

Por aquel entonces, a los poquitos años, se fundó la que hoy es mi querida falla. La falla virgen de los Desamparados Doctor Fleming, más conocida como La Falla Del Poble. Pero además recuerdo con mucho cariño, algunos comercios, en  los que de pequeña, mi madre me envía a comprar: la carnicería de la carne de caballo, de Fina. La droguería de Agustín, que siempre nos recibía con una sonrisa, y nos contaba alguna historia. La lechería de Presenta y Pepe, donde se vendía la leche de vaca, y teníamos que ir con la lechera a por ella. El kiosco de la Susi, el de Maruja, donde aparte de algunas golosinas, nos hacíamos  unas fantásticas colecciones de cromos.

Por aquel entonces, no había ni teléfonos, ni nintendos ni consolas. Nuestra diversión, transcurría en la calle, jugando con los niños y las niñas del barrio, al chambori, a las chapas.. y a tantos otros juegos, que hoy en dia, ya no se practican.

Entre juegos y compras, el colegio. Primeramente, conocido como Maria de la O, y luego como el Ausias March. Su directora, durante muchos años, Doña Conchita, que nos enseñaba Nuestras Labores, y hacíamos unas mantelerías de punto de cruz, estupendas.  También recuerdo, que muchos de nosotros, empezamos las clases de párvulos, en las plantas bajas de la C/ Ausias March.

Actualmente, este colegio, se encuentra en la C/ Torrent, e incluso algunos profesores siguen en el, Alfonso, Fátima, Empar y Jesús…

Según me iba haciendo mayor, Paiporta, también cambiaba su aspecto. Mas fincas, nuevas contrucciones.Campos donde solíamos jugar, donde habían cequias con agua, donde nos comíamos la mona en Pascua, iban desapareciendo, y en su lugar, se construía.

Los fines de semana, cuando quedaban con las amigas, por aquel entonces, nos juntábamos en  EL PELOS, que, para quien no sea de aquí, o no tenga mi edad, eran unos futbolines que estaban en la calle Dr. Gómez Ferrer, y donde nos juntábamos toda la pandilla, pues a jugar al futbolín.  Era nuestro punto de encuentro. La verdad, es que en esa época, con  catorce o quince años, el tener un lugar, donde poder reunirte con tus amigos, era muy divertido.

Recuerdo con gran añoranza también, el antiguo Cuartel de la Guardia Civil, y no porque me hubieran llevado por haber hecho algo malo, si no, porque una amiga del colegio, mi amiga Elena, vivía allí. El antiguo cuartel, se encontraba junto a la iglesia San Jorge,  y mis visitas allí, eran bastantes frecuentes. Impresionaba ese patio nada más entrar, y sobre todo, los guardias civiles, que por entonces, aun llevaban, su característico  tricornio.

Si Paiporta, en cuanto a  comercios siempre ha sido un pueblo muy comercial, lo nunca ha faltado, ni falta, son cafeterías ni bares.

En mis años de juventud, habían varios. Recuerdo con especial cariño, el  bar el Maño, en la C/ Padre Jorge Maria. Sus propietarios, Luis, Angel, Cari…todos ellos magnificas personas,  que hacían de los sábados por la tarde, una diversión. Tenían un  tocadiscos, una maquina, donde por una moneda, no me acuerdo exactamente de cuantas pesetas eran, podíamos poner nuestra canción preferida. Y así, toda la tarde. Actualmente, son propietarios,  del Salón Arco Iris de Paterna.

Recordar también, el bar Paiporta, donde te comías unas  patatas bravas, que te quitaban el sentido. EL bar Estrella, con Rafa a la cabeza, que siempre te contaba algún chiste, y donde servían unos pajarillos que eran famosos en toda la contorna.

Pero si hubo un local que marco mi juventud, ya con veinte años, fue el VORA BARRANC, con el tío Mikel. A veces ejercía de amigo, dándote consejos, sabios consejos. También te reñía, si veía algo que no le gustaba, pero sobre todo, era una persona, a la que le podías  contar tus problemas, porque sabía escuchar.

Era una personal especial. Aunque en Paiporta, de estas, también ha habido siempre.

Raimundo, que decían que no estaba bien, pero era más listo que el hambre, y que con una sonrisa suya, ya te ganaba. Lorenzo, que se sabía todas las matriculas de todos los coches de Paiporta…

El Cuadricula, K-Viten… El Rus, que se encontraba junto al antiguo parque, y donde te podías tomas un refresco, o una copa, tranquilamente sentado en un buen sofá, y escuchando buena música. Otros lugares de encuentro, en otra zona, pero que eran donde nos juntábamos por aquel entonces, toda la juventud de Paiporta, y de otros pueblos cercanos.

Y Paiporta seguía creciendo. Se construye el Polideportivo, nuevos colegios…

En la calle San Francisco, donde vivían mis abuelos paternos, o más conocida como la calle de la Palmera, y toda la zona de Maestro Serrano, durante muchos años, también era frecuentada por jóvenes, porque ponían la feria, que entonces, eran tan solo, unos coches de choque, y unas casetas donde te podías pedir unas palomitas.

Como he dicho antes, Paiporta, siempre ha tenido muchos comercios. Quien es de Paiporta, y vuelvo a repetirlo, tiene mi edad, se acordara, sin duda alguna de Casa Castro, una pequeña droguería, pero donde encontrabas de todo, y  donde el  dueño, te atendía desde un pequeño mostrador. La vaquería, la tienda que tenía Rosita  en el mercado, donde se vendían las papas, y los frutos secos…. Tantos, que es imposible  mencionarlos todos, pero que guardo en mi memoria.

Paiporta también es un pueblo de tradiciones. Sus fiestas populares, arraigadas hace tiempo, y que se celebran  en Agosto, también han sufrido cambios. Hace ya muchos años, venían a Paiporta, grandes artistas de primera línea, como en su día fueron: El Fari, Bertín Osborne, El Dúo Dinámico……  que se hacían concursos de paellas…. Eran otros días, otros tiempos.

Otra tradición, que hoy en día, ya no existe prácticamente, es que  hace muchos años, en algunas calles,  cuando llegaba el verano, algunos vecinos, quedaban para cenar en la calle. Si, si, en la calle. Se bajaban unos  tableros y unas sillas, y con el bocadillo, a la puerta del patio. Yo he cenado así muchas veces, en la C/ Santa Ana, con mi amiga Adelia, y con sus padres.

¿Os suena algo de lo que os estoy contando? Supongo que sí.  Pero esperar, aun hay mas….

Paiporta, como os he ido diciendo, ha cambiado mucho su aspecto.  Pero hay algunas cosas que no han cambiado mucho. Como por ejemplo, el  Ateneo Musical, más conocido por los lugareños, como el Casino. Punto de encuentro de los mayores del lugar, donde entre alguna copa de coñac, y una partidita de cartas, puedes ver, un buen partido de futbol, o una corrida de toros. Y como no, la zona dedicada, a la lectura del periódico. Yo, en su dia, iba mucho al casino, pero no por lo anteriormente descrito. Si no por mi afición a la música, ya que en la parte de arriba, como ya sabeis muchos de vosotros, la banda Primitiva de Paiporta, se concentraba allí para ensallar.

Otra cosa que no ha cambiado, aunque sí ha evolucionado bastante, es la afición por el deporte en Paiporta.

Siempre hemos contado, con equipos de futbol, que es el deporte mayoritario. Pero, si guardo un grato recuerdo, relacionado con este tema, es con el balonmano. Por que? Porque en su dia, sobre el año 1980, aproximadamente, se fundó un equipo masculino, y posteriormente, otro femenino, y parte de mis amigas del colegio, formaron parte de el. La mayoría de los integrantes, pertenecían al colegio Maria de la O ( Ausias March), de aquí de Paiporta.

Quien no recuerda en su dia, cuando en el barranco de Paiporta, los niños, entre ellos yo, bajábamos a coger los gusanos en las hojas de morera, y luego los guardábamos en cajas de carton.  Durante un tiempo, era frecuente ver correteando a niños jugando al futbol, ya que se entrenaba allí.

Si paseas por Paiporta, podemos apreciar, que de  muchas cosas, tenemos dos. Es decir: dos cementerios, dos Consums, antiguamente, dos administraciones de lotería, dos bandas de música, La Primitiva y la Union Musical…

Otra cosa por la que es peculiar Paiporta, bajo mi punto de vista, es que también han pasado cosas curiosas en el pueblo. Y digo curiosas, por no decir  “ extrañas”. Sobre el año 1990, hubieron unos chicos , que deciar tener mensajes del mas alla, y se hacían llamar Los Angeles de Paiporta. Me acuerdo que en su dia, se armo un gran revuelo en Paiporta, ya que vinieron medios de comunicación de toda España, interesándose por el tema. Paiporta era noticia ,  a nivel nacional.

Como también es curioso, que en una población como Paiporta, haya salido varias veces el gordo de la lotería. Deciros, que a mi nunca me ha tocado. Pero hay un numero, que no se me olvidara en la vida: 61.714. En esta ocasión, también vinieron televisiones de toda España, pero en este caso, la gente salía a las calles, gritando de alegría, llorando por la emoción ( otros supongo que de rabia). Me acuerdo del Bar Miguel, donde se vendió lotería, y donde todos sus clientes, rebosaban felicidad.

Otra cosa que no ha cambiado, es  que en Paiporta, siempre hemos recibido muy bien a la gente de fuera. De hecho en Paiporta, hay mucha gente de otras comunidades de España, de otros pueblos vecinos, como por ejemplo, de Picaña.  En algún momento de mi juventud, recuerdo, que siempre había rivalidad entre paiportinos y picañeros,  y era frecuente ver, tanto a unos, como a otros, paseando cerca de las vías del tren,con el típico trasiego de pandillas, de una parte, y de la otra… Y de esos paseos, nacieron años después, muchas parejas, entre paiportinas y picañeros, o viceversa, que actualmente, viven en Paiporta.

Paiporta, como ya sabéis,  esta hermanado con un pueblo italiano, Soliera. Pero no sé si sabréis, que hace ya algunos años, vino una delegación a Paiporta, y durante tres días, mi marido (entonces mi novio ) y yo, junto a un grupo de mujeres, estuvimos cocinando para ellos, comidas y cenas. Todo ello en el Jaume I.

Por cierto, hablando de mi marido, también deciros que es de Paiporta. Mis suegros, Enrique y Rosita, tenían un horno en la C/  Jaume I, el horno Los Chicos, que para los que seáis de Paiporta, sabéis que hacían unas   cocas escudellas y unos pastelitos de boniato, que quitaban el sentido. Además, muchos clientes, de la zona o de otra parte de pueblo, venían en Navidades, a cocer sus pasteles caseros, se traían todo tipo de cazuelas para  asar…. Otra tradición, que  también se ha ido perdiendo.

Por contaros algo mas, de mi familia política, deciros, que ellos son conocidos aquí, como  Els Fornerets debido al negocio familiar. Y si se les conoce también, sobre todo, a algunos de ellos, es por su afición a las fallas. No en vano, cuatro de ellos, han sido presidentes de la Falla del Poble, y en sus venas, además, de la pasión por las fallas,  corre la pasión por la pólvora.

Ya eran conocidos en el barrio, porque en más de una desperta, diurna, o nocturna, no había horario, sacaban a pasear, El Cañón.  ¿Alguien sabe de lo que hablo?  Supongo que sí. Menuda se montaba.

No sé cuantos masclets, o lo que tiraran dentro del cañón, tirarían a los largo de los años. Pero si se, que en el barrio, se acordaban mucho de ellos, sobre todo, los días de fallas.

Sé que muchas personas, cuando lean esto, se sentirán identificadas conmigo. Otras quizás no, porque o no son de Paiporta, o no han conocido a estas personas, estos comercios. Habrán otras personas, otros comercios, otras situaciones, que yo tampoco habré conocido, por mi edad,  o por vivir otros momentos.

A todas ellas,  sobre todo, a las que he mencionado, lo he hecho con gran cariño, porque han formado parte de niñez, de mi juventud, de mi vida, y sobre todo, han formado parte de mi pueblo. Paiporta.

Así, que ya lo sabéis todos. Soy de Paiporta.

ELENA   MARTINEZ

Una paiportina de nacimiento y de sentimiento

Comments are closed.

© Copyright - Inmobiliaria Ciencasas - Wordpress adaptado por: Lacomunicación